5 razones para contratar a un asesor fiscal para su empresa

22/07/2022

La fiscalidad es un aspecto clave de cualquier negocio y, sin embargo, a menudo no se le concede la importancia que realmente tiene. Para que el empresario pueda centrarse en su actividad y todo funcione correctamente, conviene contar con un asesor fiscal. Por cuestiones de eficiencia, transparencia y rentabilidad, vale la pena dejar estos asuntos en buenas manos. Hoy vamos a ver cinco razones para contar con el servicio de asesoría fiscal de empresas.

Ventajas de contratar a un asesor fiscal

razones contratar asesoría fiscal empresas

La asesoría fiscal de empresas garantiza el seguimiento de todas las obligaciones en materia fiscal. En el día a día surgen continuas situaciones en las que puede ser imprescindible la guía clara de un especialista en la materia, de lo contrario, se pueden producir contingencias fiscales que pueden derivar en sanciones, recargos, etc.; además de que se pierden oportunidades como deducción de impuestos o el aprovechamiento de determinados beneficios fiscales o exenciones.

El objetivo del asesor fiscal es en todo momento la búsqueda de la máxima rentabilidad posible, con el mínimo esfuerzo y coste, y conforme la legalidad vigente.

asesoria fiscal y tributaria dty

Vamos a ver algunas de las principales ventajas que supone contratar a un asesor fiscal para una empresa.

1. Ahorro de costes 

Hacer una estrategia financiera óptima para cada empresa, y conocer la fiscalidad aplicable a cada situación es fundamental en la marcha de cualquier empresa, independientemente de su tamaño. 

Por ejemplo, el asesor fiscal sabe qué deducciones se pueden aplicar, de esta forma se consigue un ahorro económico doble.

Por un lado, el ahorro directamente atribuible a las deducciones y beneficios fiscales aplicables y, por otro lado, se evitan posibles contingencias, que se pueden generar por un desconocimiento de la legislación fiscal.

2. Más productividad

Todo empresario sabe lo valioso que es el tiempo y lo importante que es centrarse en las prioridades. Sin embargo, todos los días son aprobadas nuevas normativas en relación con temas fiscales. Esa legislación puede afectar directamente a su empresa y usted puede desconocerlo, lo que le puede ocasionar problemas con hacienda o simplemente no aplicar convenientes beneficios fiscales.

El asesor fiscal está al día de los temas relacionados con su profesión, así puede asegurarse de que la empresa asesorada está realizando toda su actividad de manera legal. Además, pueden surgir oportunidades en términos de deducciones, exenciones o incentivos fiscales que vale la pena conocer para aprovechar.

Contar con la asesoría personalizada de un experto en temas fiscales permite a las empresas ahorrar en impuestos y también en costes de tiempo. Así, se puede quitar tiempo de tareas que un profesional del sector ejecuta de forma más eficiente y adecuada.

Delegar estos temas en profesionales es garantía de tranquilidad, además de productividad al evitar gastar tiempo en asuntos ajenos al negocio en sí. Reuniones, tareas administrativas, rellenar formularios, leer documentación sobre novedades en temas tributarios complejas de interpretar… El asesor fiscal no solo acompaña y guía, sino que también realiza las gestiones pertinentes, liberando de una importante carga de trabajo relativa a asuntos de impuestos y planificación financiera.

3. Seguridad frente a la AEAT

La planificación con tiempo de la declaración y las presentaciones de modelos es imprescindible para evitar recargos por entregas fuera de plazo. 

Un retraso, un error o algún defecto de forma pueden costar sanciones y problemas para el negocio. En cambio, si un asesor fiscal se ocupa de todo, se podrán reducir costes e impuestos.

Estas son algunas posibles situaciones, más allá de la actividad empresarial normal, en que un asesor fiscal puede ser clave:

  • Procedimientos inspectores
  • Asuntos de índole contencioso-administrativa
necesidad asesor fiscal empresa

Realizar todos los trámites asociados a la fiscalidad de manera correcta otorga mucha seguridad y tranquilidad. Además, no solo es la mejor garantía de que el negocio se proteja de sanciones económicas. Una guía clara y profesional en estos asuntos genera una confianza en la empresa, que afecta directamente a su reputación y fidelización de clientes.

4. Prevención de delitos fiscales

Defraudar a Hacienda o cometer cualquier clase de infracción en ocasiones no es fruto de mala fe, sino de desconocimiento.

Como empresario tiene la responsabilidad de informarse y seguir la normativa vigente. Sin embargo, si le falta tiempo, puede dejar que el asesor le informe y se asegure de mantenerse siempre al día en temas fiscales.

La empresa debe asegurarse de estar al día en el Impuesto sobre Sociedades, en el Impuesto sobre el Valor Añadido, en Impuestos autonómicos y locales, así como cualquier otra carga fiscal que le afecte.

Asimismo, en caso de expansión internacional de un negocio, es fundamental tener claro qué aspectos tener en cuenta. En el momento en que entran en juego diferentes jurisdicciones, pueden surgir dudas sobre la aplicación del criterio adecuado. 

5. Toma de decisiones estratégicas

Ciertas estrategias y objetivos profesionales de las empresas tienen implicaciones directas en la fiscalidad. Por un lado, se pueden hacer planes que suponen costes fiscales no tenidos en cuenta que pueden afectar a la rentabilidad futura. Por otra parte, se pueden pasar por alto oportunidades que un experto en fiscalidad puede detectar para anticiparse

¿Se están evaluando todas las variables al optar por un camino u otro en cuanto al futuro de su negocio? Un asesor fiscal puede ser un aliado estratégico decisivo para determinar los siguientes pasos en su empresa.

¿Ha detectado la necesidad de un asesor fiscal en la empresa?

A menudo las pequeñas y medianas empresas carecen de estructura para contar con un asesor fiscal en el equipo. En esos casos, se puede contratar a un especialista de un despacho profesional.

Como hemos podido ver, contar con este tipo de orientación y ayuda, puede suponer muchas ventajas:

  1. Oportunidades de deducciones, exenciones o beneficios fiscales
  2. Menos riesgo de sanciones
  3. Ahorro de tiempo, más productividad y menos estrés
  4. Reducción de costes o incidencias
  5. Mejor estrategia empresarial

En DTY Asesores velamos por los intereses de nuestros clientes, y ofrecemos el servicio de asesoría fiscal para empresas.

¿Quiere contratar a un asesor fiscal para su empresa? Contacte con nosotros y le informaremos sin compromiso.

Formulario de contacto

Categorias

Artículos más populares

donación de padre a descendiente

Donaciones de padres a hijos en Madrid

Como abogados expertos en herencias y donaciones hemos preparado este conteni…

Limitación al 95% de la exención prevista en el artículo 21 de la LIS

Por medio de la Ley 11/2020, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales de…

Devolución de IVA a empresarios establecidos en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte

El 5 de enero de 2021 se ha publicado Resolución de la Dirección General de …
© DTY Asesores. All rights reserved. Desarrollo Estrategia de Marketing online Madrid.